Si utilizas nemo o tienes instalado nautilus-open-terminal verás que en el menú contextual tienes una opción que dice Abrir en un terminal y te abre un terminal ubicado en la carpeta en la que estabas navegando.

Por defecto el terminal que abre en cinnamon y gnome es el de gnome (gnome-terminal). Esto a mí es algo que no me gusta porque entre otras cosas, gnome-terminal no tiene transparencia así que siempre se lo cambio.

Para cambiar el terminal predeterminado en gnome o cinnamon tenemos varias formas de hacerlo.

Cambiar el terminal predeterminado desde el terminal

Desde el terminal utilizamos el comando gsettings para ver y cambiar la clave que tenemos en el esquema org.gnome.desktop.default-applications.terminal. Si utilizas cinnamon se sustituye gnome por cinnamon quedando org.cinnamon.desktop.default-applications.terminal

En el siguiente ejemplo primero veo que terminal esta puesto por defecto y después lo cambio por el terminal de xfce (que ya tengo instalado).

$ gsettings get org.gnome.desktop.default-applications.terminal exec
'gonme-terminal'
$ gsettings set org.gnome.desktop.default-applications.terminal exec xfce4-terminal

Cambiar el terminal predeterminado con dconf-editor

Si prefieres una interfaz gráfica se puede utilizar el editor de configuración de dconf abriéndolo en Menú > Herramientas del sistema > Editor de Dconf o abriendo una miniCLI con Alt + F2 y escribiendo dconf-editor.

cli

Una vez abierto vamos hasta org > gnome > desktop > applications > terminal y en la clave exec cambiamos gnome-terminal por nuestro terminal.

dconf-editor

En cinnamon es igual salvo que debemos ir a org > cinnamon > desktop > applications > terminal

Alternativa para cambiar el terminal

Si cambiamos el terminal por defecto utilizando el editor de dconf veremos un mensaje que nos advierte de que la clave esta obsoleta y el terminal predeterminado se maneja con GIO.

Si después de cambiar la clave ves que no se ha cambiado el terminal se puede hacer este pequeño truco para lanzar el terminal que prefieras en vez de gonome-terminal.

El truco consiste en hacer una copia de seguridad del binario de gnome-terminal (por si algo falla poder recuperarlo) y a continuación crear un enlace simbólico al terminal que queremos usar como predeterminado con el nombre gnome-terminal.

Los comandos serían los siguientes y deben introducirse con privilegios de root:

[root@host ~]# mv /usr/bin/gnome-terminal /usr/bin/gnome-terminal.backup
[root@host ~]# ln -s /usr/bin/xfce4-terminal /usr/bin/gnome-terminal