En windows para capturar la pantalla se pulsa la tecla Imp Pant y la imagen capturada queda almacenada en el portapapeles hasta que se pegue en paint o cualquier otro documento.

Esto puede resultar realmente molesto cuando tienes que hacer varias capturas de pantalla o si quieres que simplemente se almacenen directamente en el disco duro sin tener que pegar la imagen en paint.

En linux, concretamente con el escritorio Gnome podemos utilizar gnome-screenshot para hacer las capturas de esta forma pero en windows tenemos que instalar una aplicación para manejar bien las capturas de pantalla.

Banner de GreenShot

Existen multitud de aplicaciones para capturar la pantalla en windows pero la mayoría son de pago o no acaban de convencer. Una alternativa libre es la aplicación GreenShot.

GreenShot esta publicada bajo la licencia GPL, esta disponible en español (incluida la ayuda) y una vez instalado se inicia con el equipo quedando minimizada la aplicación en la barra de notificaciones.

GreenShot nos permite configurar varias combinaciones de teclas para capturar la pantalla, solo la ventana activa o una región del escritorio.

Opciones de configuración de GreenShot

Tras haber probado la aplicación yo me he quedado encantado. Entre las diferentes opciones de configuración puedes indicar una carpeta predeterminada donde guardar las imágenes capturadas, si quieres que te pregunte dónde guardar o que guarde directamente la captura y la extensión de la imagen.

Os animo a que dejéis de capturar y pegar en paint y probéis esta aplicación que os ahorrará mucho tiempo cuando capturéis imágenes del escritorio.