Cuándo realizamos un proyecto para clase, un informe para el trabajo o cualquier otro documento tendemos a utilizar las mismas fuentes de siempre. Esto es así hasta que un día nos sentimos como un diseñador gráfico, nos entra la inspiración y decidimos cambiar la fuente tipográfica.

Después de una larga búsqueda por internet encontramos las fuentes perfectas para lo que queremos y no sabemos instalarlas en linux... bueno, no pasa nada, siguiendo estos sencillos pasos tendremos nuestra fuente disponible.

fuente-agregada

Las fuentes en linux se pueden añadir (al igual que otras muchas cosas) para un usuario o para todos los usuarios. Esto dependerá de la carpeta dónde copies las fuentes.

Para instalar una fuente para un solo usuario hay que copiar la fuente a la carpeta ~/.fonts del usuario y para que esté disponible para todo el equipo en /usr/share/fonts.

Primero descargamos la fuente que queremos agregar y después la movemos a la carpeta que queramos. Como yo tengo privilegios de root y prefiero que las fuentes las pueda usar cualquier usuario las copio a /usr/share/fonts.

[usuario@equipo ~]$ sudo mv SchoolboyText.ttf /usr/share/fonts

También puedes copiar una carpeta de fuentes. En el siguiente ejemplo copio la carpeta llamada MisFuentes que tiene varias fuentes que quiero agregar.

[usuario@equipo ~]$ sudo mv MisFuentes /usr/share/fonts

Después cambiamos el usuario y le damos los permisos adecuados.

[usuario@equipo ~]$ sudo chown -R root:root /usr/share/fonts/MisFuentes
[usuario@equipo ~]$ sudo chmod 755 /usr/share/fonts/MisFuentes
[usuario@equipo ~]$ sudo chmod 644 -R /usr/share/fonts/MisFuentes/*

Con esos pasos ya estarían las fuentes agregadas y listas para usar. Si no te aparecieran prueba a actualizar la caché de las fuentes con el siguiente comando.

[usuario@equipo ~]$ sudo fc-cache -fv